Una gran prueba en Peñíscola
BeSoccer CD UMA Antequera

Una gran prueba en Peñíscola

El cuadro verde despide el primer tramo del campeonato liguero con un duelo ante un rival directo y con la posibilidad de obtener puntos por segunda vez en el arranque del 2021

Resurgir una y otra vez. En una Liga que pone cada semana una nueva prueba, el BeSoccer CD UMA Antequera se esfuerza por afinar todavía más el rendimiento ya exhibido mediante un exhaustivo trabajo para tratar de aumentar el dominio del juego, pulir errores y seguir disminuyendo la distancia con el cuarto triunfo del curso. El estreno del 2021 trajo consigo el regalo de firmar las tablas con el Barça en el Pabellón Fernando Argüelles en un envite para el recuerdo en el que igualó en dos ocasiones el marcador y generó muchas ocasiones de gol impulsado por el buen hacer de un grupo de jugadores conocedores de que el desequilibrio de nivel se suple con esfuerzo, sacrificio, constancia, convicción y ambición por dar el máximo sobre el 40x20. De ese último precedente liguero se pudo extraer la conclusión de que cualquier oportunidad de puntuar en el campeonato debe ser aprovechada. Este sábado 16 de enero, a las 18.00 horas, aparece una muy importante en la visita al Peñíscola Globeenergy FS.

La décimo séptima jornada depara un compromiso de los catalogados como directos entre dos clubes de los candidatos a luchar hasta el final por eludir la zona de descenso. El equipo anfitrión, dirigido desde el banquillo por Manuel Collado, se ganó los elogios de todos por un gran arranque en el que obtuvo una victoria en la visita al Palau (3-4) y un empate con Movistar Inter FS en Torrejón de Ardóz (2-2). También fue capaz de sumar un punto como local con los dos clubes que ahora mismo ocupan la primera y segunda plaza respectivamente; Levante (3-3) y Palma Futsal (3-3). Sin embargo, en las últimas semanas, se le resiste la alegría que aporta ganar al acumular tres derrotas y dos marcadores parejos. Uno de estos se produjo en Burela el pasado lunes 4 de enero (3-3). Una plantilla la de Peñíscola con jugadores con experiencia en la máxima categoría como es el caso del portero Molina, Rubén Orzaez –capitán- o Iván Rumbo. A tener en cuenta la calidad de Paniagua, un habilidoso ala, y el olfato goleador de David Señoret, autor de 10 tantos en 16 encuentros.

Un primer resultado positivo como fue el empate con el Barça en la cita inaugural del nuevo año 2021 alienta a un plantel que ha demostrado ser capaz de competir al máximo nivel y ahora necesita acometer otro paso más en un desplazamiento exigente en el que debe estar acertado y preciso en todas las facetas del juego para aspirar a llevarse una retribución muy valiosa como es el triunfo. “Para nosotros ahora mismo es un rival directo. Estamos a tres puntos y es un partido que no se nos debe escapar. Tenemos que ir con la mentalidad de que hay que sumar para que no haya mucha diferencia al finalizar la primera vuelta. Va a ser un encuentro importante donde el otro equipo lleva muchos choques sin ganar en casa y cuenta con el triunfo en este. Nosotros con lo que contamos es con lograr puntos porque es la única manera de poder quedarnos en Primera División”, avisa el técnico malagueño.

A lo largo de este curso 2020/2021, la escuadra verde viene dando la cara en cada una de las batallas en las que ha tenido enfrente a uno de los adversarios más destacados de la élite nacional. Demostrar que la plaza adquirida con el ascenso puede ser conservada, ha propiciado que los jugadores se hayan agigantando en escenarios de máxima complejidad luciendo una resolución feroz. Una victoria en la cancha de Movistar Inter (2-3) y dos empates en casa ante ElPozo y Barça repitiendo el marcador de 2-2. La misión a completar ahora es la de ser igual de consistente los días en los que no se admite el fallo. “Contra los grandes estamos demostrando que no somos un rival pequeño, pero cuando aparecen los equipos de nuestro grupo que intentan mantener la categoría, estamos cometiendo errores y nos están ganando muy fácil. Creo que hemos aprendido la lección de lo que hacemos con un grande, también lo tenemos que hacer con otros equipos con los que al final vamos a estar luchando con ellos para mantenernos”, esclarece.

En tierras castellonenses acaba el primer careo del curso con todos los integrantes de la competición y marcharse victorioso llena de motivación a un bloque antequerano conocedor de los fallos cometidos por su oponente en su feudo. “Nos enfrentamos a un rival como Peñíscola que con su entrenador, Manolín, está trabajando bien y tiene jugadores que llevan ya tiempo en 1ª División y ha realizado dos fichajes en este mercado invernal. Tenemos que salir con la mentalidad de que no se nos escapen. Un plantel que lleva 17 puntos y nosotros 14. El hecho de no sumar hará que se vayan a 6 puntos. Empezar la segunda vuelta con esa distancia, no solo con adversario, sino también con el resto que están intentando sumar puntos para salir de la zona baja. De las veces que hemos estado en Primera, esta es la que más puntos hemos sumado a estas alturas. Recuerdo que en la primera etapa descendimos con 17 puntos. Ganar en Peñíscola y conseguir esos mismos puntos en la primera vuelta, daría mucho valor a este equipo”, señala Moli.