IMG 9400

El nuevo proyecto del CD UMA Antequera acomete este viernes, a las 20.00 horas, el ensayo final con uno de los referentes de la categoría, el Real Betis Futsal

La afición del Pabellón Fernando Argüelles supervisa el nuevo proyecto del CD UMA Antequera este viernes, a las 20.00 horas, en la prueba final de la pretemporada. Atrás quedan horas de intensos entrenamientos a los mandos de Manuel Luiggi Carrasco “Moli”,  un minucioso trabajo físico y cinco amistosos. Solo quedan cuarenta minutos para plasmar en el parqué una idea de juego que avive la llama de la ilusión en el público. El calor de las gradas supone siempre una inyección de moral en los envites ligueros, algo que se encuentran por primera vez las cuatro incorporaciones del mercado estival de fichajes.

Carlos Corredera, Alberto Baena “Cala”, Dani Ramos y Dani Aguilera debutan en el fortín antequerano. El último arrastra unas molestias musculares en el abductor que le tienen en duda hasta última hora. El resto de jugadores se encuentran preparados para medirse al Real Betis FS, un candidato a liderar la clasificación en Segunda División. José Vidal dispone de una plantilla remodelada con experiencia y calidad, dos elementos necesarios en una compleja competición. Los blanquiverdes no cumplieron las expectativas puestas en un bloque potente durante el ejercicio anterior y acabaron apeados de los puestos de privilegio.

Un duelo entre los clubes andaluces siempre es especial. Hace unas semanas, Amate fue el escenario de una emocionante e intensa contienda que terminó en empate (4-4). En esta ocasión, la hoja de ruta transcurre por un cauce completamente distinto al suponer la última oportunidad para alcanzar la interpretación definitiva del juego y extraer los errores definitivos que hay que eliminar en los días previos al arranque de Liga. La presencia de la afición fortalece una cita clave en el calendario. El equipo, además de estrenarse en casa, disputa la segunda edición del Trofeo Los Dólmenes Patrimonio Mundial. La Selección de Vietnam inauguró el palmarés de este evento veraniego.

“Somos conscientes de que necesitamos mejorar muchas cosas y trabajamos para corregirlas. La actitud del vestuario es excelente. En cada entrenamiento, los jugadores se ponen las pilas e intentan analizar los fallos en ataque y defensa en busca de una mejor respuesta. Los resultados no me preocupan, en pretemporada me centro en que cada jugador sepa lo que debe hacer. La oportunidad de enfrentarnos al Real Betis es muy importante en nuestra evolución como equipo y espero un partido distinto al de Amate”, insiste Moli.